Congelados Josep Cuní Sociedad Limitada

 

Sergi Pàmies | 24/11/2010 | Actualizada a las 00:18h | Gente y TV

Algunos candidatos que participaron en el debate del domingo en TV3 se han quejado de la temperatura del plató. Josep Cuní, que contribuyó decisivamente a dar agilidad e interés al formato, es conocido, además de por su profesionalidad y labia exponencial, por unos criterios térmicos sin los cuales nunca habría llegado donde está. Existen dos teorías que podrían explicar esta disfunción térmica. La primera se remonta a su infancia pescadera, con una presencia constante de agua muy fría y de hielo. La segunda, más probable, es que Cuní suda casi tanto como aquel presentador de Al filo de la noticia. Como no tiene un pelo de tonto, sabe que si aparece en pantalla con brillos sudorosos en la frente, la nariz o la barbilla, pierde credibilidad y concentración.


Solución: crea un microclima siberiano que desactiva los riesgos del sudor. Lo de siberiano no es una exageración. Llevo años colaborando con él y la imagen que presentan sus platós ofrece algunos aspectos inquietantes. Por ejemplo: los cámaras y los técnicos de sonido llevan guantes, bufandas, gorros, calcetines dobles, botas, ropa interior de aleación de piel de capullo de yeti afgano y un catálogo infinito de anoraks. ¿Exageran? Puede que su indumentaria contenga algún elemento de protesta pero seguro que les ha ahorrado más de una bronquitis.
Hay que tener en cuenta que Cuní está en el plató cinco o seis horas diarias, bajo los focos, como un pollo a l’ast, y que, por tanto, necesita el frío para no derretirse ni ser víctima de los intempestivos ataques de sudoración propios del medio. Los cámaras, en cambio, están situados más allá de este perímetro de calidez artificial y viven en un oscuro y ártico territorio, alejados de la energía vampírica del líder hiperactivo de las mañanas.
Cuando Cuní dirigía L’aventura de viure, con una grada atiborrada de un público que podía permanecer allí casi tres horas, se vivían escenas de auténtica congelación que los científicos deberían haber estudiado para investigar los límites de la resistencia a un fenómeno doblemente traumático: frío y televisión. Conclusión: que los candidatos no se quejen tanto y que pregunten a los cámaras de Els matins a TV3 cuál es la mejor indumentaria para sobrevivir en estas tierras. Aviso: puede que les digan que es necesario el uso de pasamontañas, una prenda muy poco electoral pero que contribuiría a reducir el impacto de sus sonrisas.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s