"Al servei de Sa Majestat"

 

Duran (CiU), Fainé (La Caixa) y Rosell (CEOE) vehiculan las reformas y salvan la estabilidad        13/03/2011

Jordi Barbeta

Jordi Barbeta

El rey don Juan Carlos ha celebrado en las últimas semanas sendas audiencias con el líder parlamentario de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, con Isidre Fainé, presidente de La Caixa y de la Confederación de Cajas de Ahorro, y con Joan Rosell, líder de la patronal CEOE. Los tres líderes catalanes han asumido un papel determinante en la conducción del país para hacer frente a la crisis de acuerdo con las directrices de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. La DFR, como se denomina en los círculos del poder estatal político y financiero a este trío de dirigentes catalanes, no es un lobby ni actúa de forma coordinada, pero sí está siendo reconocida como el principal factor de estabilidad en este convulso momento.

España vive la peor crisis económico- financiera desde la transición, agravada súbitamente por la inestabilidad política en los países árabes y su repercusión en el precio del gas y del petróleo. Sin embargo, inmersos en la antesala de unos comicios municipales y autonómicos que se consideran determinantes para las elecciones generales del año próximo, los dos grandes partidos españoles, el PSOE y el PP, se han revelado incapaces de establecer una “complicidad nacional” mínima. Es más, cuanto peores son las noticias, más se encarniza la batalla política de acoso y derribo del adversario.

Es en este contexto que los acuerdos trascendentales para sacar adelante las reformas que exige la crisis se establecen fuera del ámbito político más convencional, aunque finalmente el Gobierno suele acudir a Duran Lleida y/o al PNV para zanjar parlamentariamente las decisiones. Es lo que ocurrió con el primer plan de austeridad, que si no llega a ser por la actitud no obstructiva de los nacionalistas catalanes habría precipitado la intervención europea de la economía española. Estupefactas ante la actitud del PP, que se negó a apoyar el plan de choque para reducir el déficit público después de haberlo exigido públicamente una y mil veces, las cancillerías europeas, angustiadas por el futuro del euro, se apresuraron a trasladar al líder parlamentario de CiU la conveniencia de mantener la cooperación hasta que amaine la tormenta financiera.

La convicción de los estrategas del PP de que la crisis acabará irremisiblemente con el Gobierno socialista y la desorientación ideológica que ha cundido en el PSOE tras el giro en la política económica del Gobierno hacen imposible que el Ejecutivo y el principal partido de la oposición se pongan de acuerdo ni siquiera en blindar de la pugna electoral un marco de diálogo y acuerdo donde fijar la estrategia nacional contra la crisis. Y una vez constatado que PSOE y PP no tienen remedio, autoridades, agentes sociales, empresarios del Ibex 35 y algunos representantes políticos de referencia han optado, a sabiendas del presidente del Gobierno, por establecer un ámbito subterráneo de relación y de decisión que está dando más frutos que la actividad política convencional.

En los últimos meses, todos los acuerdos trascendentales para la economía del país han pivotado sobre CiU, La Caixa y la CEOE. Primero fue el plan de austeridad, pero luego vino el Acuerdo Económico y Social y a continuación la reforma del sistema financiero. Son reformas de calado que afectan a los salarios, las pensiones y la inversión pública, que no tienen precedentes en la historia reciente española y que requieren decisiones impopulares tan urgentes como difíciles de adoptar en periodo preelectoral.

El protagonismo adquirido por los líderes políticos, financieros y empresariales catalanes ha sido utilizado por los sectores antigubernamentales como arma arrojadiza. “El trato de favor a las cajas catalanas permite al Gobierno salvar la reforma”, titulaba el diario Abc esta semana. “Un Gobierno rehén de los nacionalistas”, editorializó El Mundo, basándose en una información según la cual “Duran Lleida consiguió introducir una modificación (en el decreto para el Reforzamiento del Sector Financiero) que permitirá a la Generalitat dos objetivos: sanear Catalunya- Caixa a costa de las arcas públicas y permitir después a la Generalitat que siga controlando la entidad a través de terceros”.

Sin embargo, no se puede hablar de lobby catalán ni de tres mosqueteros, pese a su buena interlocución con el Rey. Duran, Fainé, Rosell e Isak Andic, otro catalán influyente, presidente del Instituto de la Empresa Familiar, no han celebrado ninguna reunión conjunta, pero los tres se han visto en varias ocasiones de dos en dos y los tres en sendas reuniones con el presidente del Gobierno, con los líderes sindicales, con los empresarios de referencia y… con el jefe del Estado. Zapatero no ha regateado su agradecimiento. Al fin y al cabo, las élites catalanas, sin proponérselo, le están sacando las castañas del fuego. “Es una suerte para España poder contar en estos momentos con personas dispuestas a resolver problemas como Fainé, Rosell y Duran”, se ha oído decir al presidente del Gobierno.

El líder de UGT, Cándido Méndez, interlocutor de los tres, no tuvo inconveniente en reconocer públicamente su influencia: “Duran Lleida ha sabido con mucha inteligencia, tino, responsabilidad y sentido de Estado proponer una transaccional en el pacto de Toledo que es el enganche parlamentario con este preacuerdo”. De Rosell dijo el líder sindical que “el presidente de la patronal CEOE ha tenido un papel clave con mucha discreción que habría sido impensable en el anterior dirigente de la patronal”.

Contrasta esta influencia catalana en la política española con el malestar que se extiende en Catalunya por la situación financiera. Precisamente en CiU empiezan a surgir voces que reclaman a los líderes de la coalición una posición más reivindicativa y una hoja de ruta que asegure el concierto económico sin descartar medidas de fuerza como la insumisión fiscal colectiva.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s