El plebiscito del PSC

 

Con las alcaldías más importantes en juego, habrá un antes y un después del 22-M en la política catalana

22/05/2011

Jordi Barbeta

JORDI BARBETA

Barcelona

Los comicios que hoy se celebran en Catalunya son municipales pero el resultado va a tener una trascendencia política mucho mayor que la elección específica de alcaldes y concejales. Mañana empezará a dibujarse el mapa político catalán de las próximas décadas, que puede parecerse al anterior como un huevo a una castaña, y esto es así porque el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC-PSOE), que ha mantenido la hegemonía política municipal durante 32 años, se somete hoy a un plebiscito en el que los catalanes decidirán cuanto y cómo tiene que cambiar.

Lo escribió el mismísimo primer secretario del PSC, el ex president José Montilla, tras sufrir la peor de las derrotas en las elecciones catalanas: "En las elecciones municipales, el partido se juega su futuro como organización política". Gravita sobre el socialismo catalán lo que podría denominarse el "síndrome valenciano". Desde el restablecimiento de las libertades democráticas, los socialistes valencianos devinieron hegemónicos en su comunidad. Gobernaron la Generalitat, los principales ayuntamientos y suministraban la mayoría de diputados y senadores a las Cortes españolas. En 1991, Rita Barberà arrebató la alcaldía de la capital a los socialistas y a continuación todo se vino abajo. De tenerlo todo pasaron a quedarse sin nada.

El poder municipal del PSC ha sido durante tres décadas el colchón de la organización y el contrapoder del nacionalismo gobernante en al Generalitat. Incluso cuando ha gobernado el tripartito, los ayuntamientos socialistas han frenado algunos ímpetus soberanistas que los socios del PSC pretendían trasladar al territorio. Ahora el PSC ve cómo le disputan por primera vez alcaldías emblemáticas que ha gobernado siempre o casi siempre como Barcelona y Girona y buena parte de las capitales de comarca. El resultado determinará el nuevo rumbo del partido, que se decidirá en el congreso que el PSC tiene previsto para otoño pero que podría aplazarse si se adelantan las elecciones generales o estalla antes la crisis en el socialismo español. Con los resultados de hoy, el PSC tendrá que decidir si debe girar a la izquierda, si se aleja o se acerca al PSOE y cómo responde a Carme Chacón cuando esta grite algo así como a mí la Legión.

Si el partido que ha ganado todas las elecciones generales y todas las municipales y ha gobernado la Generalitat durante dos legislaturas se juega su futuro como organización, Catalunya también se juega algo importante. Las elecciones del 22 de mayo marcarán un antes y un después en la política catalana, tanto si el electorado decide modificar el equilibrio que durante treinta años han mantenido nacionalistas y no nacionalistas o lo deja como está.

Desde el punto de vista de la política catalana, no es tan importante el resultado de los comicios en uno u otro municipio como el frente político que pueda formarse desde el Govern de la Generalitat con la capital, Barcelona, y los principales municipios del país, en la revisión de la relación Catalunya-España que está pendiente desde el fiasco del Estatut y que inexorablemente se va a plantear de nuevo en cuanto amaine la tormenta financiera y un nuevo Gobierno se haya instalado en la Moncloa. Será muy distinto para el president de la Generalitat plantear la reivindicación del concierto económico con el respaldo de Barcelona que sin el concurso de la capital.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s