Otra de vampiros

 

Otra de vampiros

Es revelador que los sindicatos opten por defender privilegios antes que los empleos

Política | 17/07/2011

Jordi Barbeta

Jordi Barbeta

¿Qué es preferible mantener el sueldo o mantener el puesto de trabajo? Andreu Mas-Colell, conseller d’ Economia y científico reputado, ha planteado esta semana el gran debate de la crisis y ha puesto en evidencia la profunda transformación que han experimentado los sindicatos en España. De organizaciones de clase han pasado a convertirse en poderosos lobbies especializados en defender los privilegios de algunas minorías frente al interés general.

Cuando el conseller d’Economia dice que los funcionarios deberían trabajar igual por menos dinero o trabajar más por el mismo dinero, está haciendo una propuesta a los sindicatos para ahorrar masa salarial sin perder puestos de trabajo. Se trata de renunciar a pluses y prebendas vinculados a la antigüedad, los objetivos o a las vacaciones extra en favor del empleo. Renunciar a cinco días de asueto cuando se tienen seis semanas de vacaciones supone muy pocos minutos de más en el cómputo diario. Es sin duda la manera menos costosa de sacrificarse, por muy acostumbrados que estén los trabajadores públicos a tener más vacaciones que los demás. La fórmula es solidaria, porque los funcionarios, que tienen el privilegio de disfrutar de un puesto de trabajo asegurado para toda la vida, lograrían con su misericordia evitar el despido de compañeros que no tienen el mismo chollo. Y es solidario con el conjunto del país porque los trabajadores del sector público que no pierden su empleo seguirán cotizando y generando riqueza en vez de cobrar el subsidio.

El ideal de la solidaridad obrera exigiría antes empleo para todos que sueldo para unos cuantos. Sin embargo, los sindicatos han salido en tromba contra el conseller. En los centros que prestan servicios públicos fundamentales los sindicatos se niegan a aceptar las propuestas para trabajar un poco más o cobrar un poco menos cuando la alternativa es un inexorable expediente de regulación de empleo. ¿Cómo es posible sostener está actitud con argumentos progresistas? No. No es posible. El progresismo sindical hace tiempo que se convirtió en una falacia. Los sindicatos prefieren que haya despidos antes que implicarse en la austeridad. Y eso porque se convertirían automáticamente en corresponsables de los recortes y no están dispuestos a responsabilizarse de nada y menos de sacar el país adelante. En cambio, de los despidos en el sector público siempre podrán achacar las culpas al Govern y de paso capitalizar la agitación del descontento en beneficio político de sus partidos secuaces. Con la Wolkswagen, como es una empresa privada y alemana. no se han atrevido. Ahí se han bajado todo lo que se tenían que bajar para asegurar la viabilidad de la empresa y han hecho todo lo contrario. Y luego abanderan la defensa del sector público. Para vampirizarlo, claro.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s