CAMBI DE TRUITA

Duran da el vuelco en Catalunya

CiU se impone por primera vez a los socialistas y frena la ola conservadora española |La candidatura de Carme Chacón cosecha el peor resultado de la historia del PSC |El resultado ratifica la política de austeridad del Govern y la apuesta por el pacto fiscal

Elecciones generales 2011 | 21/11/2011

Jordi Barbeta

JORDI BARBETA

Aunque pueda sonar tópico, la Catalunya política vivió ayer un vuelco histórico. Las candidaturas de Convergència i Unió, lideradas por Josep Antoni Duran Lleida, consiguieron el ansiado sorpasso. Por primera vez desde 1977, los nacionalistas catalanes ganaron laselecciones generales en Catalunya. CiU se impuso a los socialistas con más de un millón de votos y 16 escaños. Pero lo más trascendente es que CiU, el nacionalismo catalán, ha ejercido como dique de contención de la oleada conservadora española. Catalunya sigue siendo una excepción política en España. Probablemente por ello, las primeras palabras de Duran Lleida fueron: "Hoy más que nunca me siento orgulloso de ser catalán y me siento orgulloso de Catalunya".

El triunfo catalanista y la mayoría nacionalista registrada en el País Vasco con el PNV y el concurso de Amaiur como segunda fuerza ofrece un mapa político español en el que ambas nacionalidades históricas tienen un color específico en el mapa y responden a la crisis económica con dinámicas políticas específicas, que el Gobierno español, que presidirá Mariano Rajoy, no tendrá más remedio que tener en cuenta a pesar de su mayoría absoluta.

Convergència i Unió ha ganado las elecciones enarbolando la bandera del pacto fiscal, lo que deposita una enorme responsabilidad al Govern de la Generalitat y desafía al resto de las fuerzas políticas catalanas. Y el resultado de los comicios en Catalunya supone también la ratificación por parte del electorado de las políticas de austeridad que lleva a cabo el Ejecutivo que preside Artur Mas. Los ajustes y las protestas de los sectores afectados han protagonizado buena parte de la campaña electoral. Por eso Duran interpretó el resultado como "la respuesta de un gran pueblo" que, a su juicio, ha demostrado "su inteligencia" al saber valorar "el coraje del president de la Generalitat, que ha tomado decisiones no pensando en las elecciones sino en el interés general del país". De hecho, CiU debe ser el único partido de gobierno en Europa que la crisis no se ha llevado por delante. Son tres elecciones seguidas en las que los nacionalistas se imponen como primera fuerza, primero en las elecciones al Parlament, luego en las autonómicas y ahora cierran el ciclo con las generales. Nunca el nacionalismo catalán tuvo tanto poder.

El segundo dato de interés en el resultado catalán es la debacle socialista, que precisamente ha sido mayor en Catalunya que en el resto de España. La candidatura liderada por la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha cosechado el peor resultado de la historia del PSC –cierto es que venía del mejor–, y ha pasado de 25 a 14. La pérdida de sufragios es del orden de 800.000 votos y de 18 puntos porcentuales.

Este resultado va a tener repercusión en el seno del socialismo español, en el socialismo catalán y seguramente también en las relaciones entre ambos colectivos. Todo el mundo esperaba que Carme Chacón revalidara la victoria socialista y la utilizara como trampolín para postularse para liderar el PSOE. La derrota de ayer no respaldará las ambiciones de la ministra de Defensa en funciones.

Pero el resultado de las elecciones generales va a tener una influencia enorme en el congreso del PSC previsto para el próximo mes de diciembre. Los socialistas se enfrentan a un cónclave después de perder el poder en la Generalitat, en los ayuntamientos más importantes y ahora también perdiendo las elecciones generales. Todo parecía indicar tras la elección de delegados que no habría tabla rasa y que habría un acuerdo entre la dirección saliente y una nueva generación de dirigentes bien relacionados con el aparato. La derrota de ayer lo deja todo en el aire.

Será el congreso el que determine la estrategia de oposición que seguirá el PSC en el Parlament, pero después de oír a Carme Chacón parece que la determinación es ejercer la oposición pura y dura y dar cobertura política a las protestas que originan las políticas de austeridad. "Nuestra lucha es más necesaria que nunca", dijo Chacón. "No estamos derrotados, no nos rendimos", sentenció.

El de ayer no fue un gran día para los dos partidos de ámbito español en Catalunya. El PP ganó cuatro escaños y 100.000 votos más, pero el incremento de la candidatura de Jorge Fernández Díaz –casi llegó al nivel del mejor resultado del PP–, no podía equipararse con las victorias en el resto de las comunidades, por lo que la celebración fue más discreta.

Celebraron lógicamente sus resultados Iniciativa per Catalunya y Esquerra Republicana, porque cumplieron con los objetivos previstos. La candidatura de Coscubiela multiplicó por tres el diputado que tenía ICV hasta ahora.

Especialmente interesante de cara al futuro es el resultado de ERC. Tras sufrir dos importantes batacazos en las elecciones catalanas y en las municipales, la renovación de liderazgos ha permitido al partido independentista de referencia frenar la caída y consolidar la marca política. Pocos sufragios de ERC han pasado esta vez a CiU. Habiendo tocado fondo y después de la mala experiencia del tripartito, los republicanos tendrán que optar entre continuar la labor de oposición junto a PSC e ICV o colaborar con el Govern de Artur Mas para conseguir el pacto fiscal.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s